Windoor, el túnel de viento sostenible

April 23, 2019 08:08

TECNOLOGÍA Y SOSTENIBILIDAD

ENERGÍA VERDE EN WINDOOR

Nuestra actividad principal, la de proporcionar a nuestros clientes y usuarios la experiencia única de volar, conlleva un gran consumo de energía eléctrica. Esto parecería difícilmente compaginable con la conciencia ecológica de inversores, managers y personal del grupo, quienes en nuestra gran mayoría somos grandes aficionados al deporte al aire libre y por lo tanto preocupados por el respeto a la naturaleza.

Nuestro túnel consume entre 500 y 1200 kW a la hora, dependiendo de la velocidad a la que se vuela en cada
momento. Nuestra ocupación horaria es muy alta así que como podéis imaginar las cifras anuales de consumo en MWh son considerables. Para daros una idea, el consumo mensual de una instalación como el Camp Nou en
Barcelona se queda pequeño al lado del nuestro.

¿Qué podemos hacer para que nuestra actividad sea sostenible?

En primer lugar, hacer una apuesta por un diseño eficiente, lo cual se ha hecho tanto en nuestro túnel de Empuriabrava como en el que próximamente abriremos en Barcelona. La elección de la tecnología del túnel (túnel cerrado en loop para aprovechar la inercia del aire ya acelerado) y de sus características (tamaño, construcción, sistema de enfriamiento) ya nos coloca en una situación de ventaja en cuanto a consumo eléctrico frente a otros túneles europeos.

Pero una vez estamos consumiendo, ¿qué alternativas tenemos?

Bien, la primera es considerar qué impacto queremos tener sobre el medio ambiente. ¿Cuánto queremos
contribuir al calentamiento global? Nuestra respuesta es radical: Nada.

Para conseguir esto la única manera es comprar toda nuestra energía a una comercializadora que nos garantice
que solamente comercializa energía del pool renovable. Este periodo estamos con Bassols Energía.

Y ¿Qué es el pool renovable? ¿Cómo contribuye eso a que Windoor sea una empresa de “emisiones
cero”? Si la corriente circula toda por los mismos cables de alta tensión, ¿cómo podemos saber que
estamos consumiendo exclusivamente energía verde?

Para responder a estas preguntas, y aquí empieza la parte más técnica y densa de este artículo, debemos primero entender cómo funciona en España (y en el resto de Europa) la generación y distribución eléctrica.

En el caso del estado español, la generación es privada, hay muchas empresas generando y volcando energía
eléctrica a la red. Pero el transporte lo realiza REE (Red Eléctrica de España) quien dispone de una web con
estadísticas en tiempo real muy interesante.

Para entenderlo, cualquier empresa que tenga manera de generar electricidad puede venderla volcándola en la
red de alta tensión. Una vez en la red, la energía se distribuye hasta los consumidores finales. La energía
producida debe ser acorde con la demanda, si producimos demasiada energía generamos un problema, si
producimos menos de la demandada generamos otro problema. Cómo son esos problemas daría para un artículo aparte, así que quedémonos con la idea: Hay que hacer concordar producción y demanda, o de lo contrario hay lío, y gordo.

La siguiente idea que quiero expresar es esta; hay dos tipos de energía eléctrica:

  • La que proviene de fuentes renovables, esto es, la que nos ofrece la naturaleza y no se agotará nunca: por ejemplo el viento, el sol, el oleaje, o los saltos de agua en ríos.
  • La que proviene de fuentes no renovables, esto es, la que se basa en fuentes que tienen una cantidad limitada de recursos: básicamente petróleo y sus derivados, carbón, y también la energía Nuclear que se obtiene por fisión de elementos radioactivos.

En términos “ecológicos” se puede hacer también otra clasificación de las fuentes de energía, muy parecida a la
anterior pero no igual. La distinción que podemos hacer es entre:

  • Energía que genera emisiones de CO2 a la atmósfera (y por lo tanto es causante del cambio climático).
  • Energía que no genera emisiones y por lo tanto es neutra para el cambio climático.

Ambas clasificaciones coinciden casi completamente, las energías renovables no generan CO2 (salvo alguna
matización que podéis leer al final del artículo en esta nota) y las no renovables, como el caso de la quema de combustibles fósiles, generan CO2 y por tanto efecto invernadero. Pero la energía nuclear, no. La energía nuclea, en términos de balance de CO2, es limpia.

De todas maneras, como la Energía Nuclear genera otro tipo de problemas ecológicos, quizás no tan urgentes
pero muy serios, también es considerada ecológicamente “a extinguir”.
Para un día normal, por ejemplo el lunes 1 de Abril, la gráfica de generación para la península ibérica puede tener
esta forma:

En el eje Y (izquierda) podéis observar la cifra en MW generada, y el eje X (abajo) es una línea temporal horaria
del día elegido. Observad las franjas de colores y que tipo de energía representan. El 1 de abril fue un día climatológicamente estable, así que la franja verde (eólica) no es excesivamente significativa. Predomina el azul
nuclear, que entrega 7080 MW de forma continua, y a la hora en que están congelados los valores, las 12:50, el
amarillo ciclo combinado, con 8676 MW.

Si a este grafico le quitamos todas las fuentes no renovables, nos queda esto:

Fijaos lo descorazonador que resulta, en un día primaveral, soleado y estable, comprobar que la cantidad de energía renovable que se aporta al sistema para cubrir la demanda programada es realmente pequeña. Y si miramos el naranja y el rojo, que suponen lo que es energía solar, podemos también poner en contexto las posibilidades del sol en comparación con otras fuentes renovables.

Entonces, ¿qué conseguimos comprando nuestra energía a compañías como Bassols, que solo comercializan
energía del pool renovable? (esto es a energía que ahora veis en este último gráfico).
La respuesta es fácil. Como consumidores con conciencia ecológica tenemos el poder de decidir que  consumimos y que no. Si todos compramos energía verde obligamos a los productores a generar más energía verde. Es así de sencillo. Si el consumidor exige energía limpia los productores se verán obligados a investigar, construir y producir en plantas de energía renovable.

¿Es más cara la energía renovable? Sí, ahora mismo lo es, para grandes consumidores como Windoor supone
un esfuerzo que solo se justifica por una conciencia social y ecológica que es parte de nuestro ADN. Pero en el
grupo Windoor pensamos que empujar en la dirección correcta siempre vale la pena. ¿Nos ayudas a empujar?

Jordi Meseguer

Jordi Meseguer

Chief Technical Officer

ENLACES Y REFERENCIAS

  1. Enlace a la página de REE: Seguimiento de la demanda de energía eléctrica (Península) https://demanda.ree.es/visiona/peninsula/demanda/total
  2. Nota sobre el impacto en CO2 de las fuentes renovables: Se considera CO2 neutro la quema de plantas que se hayan plantado con el objeto de conseguir energía. Se considera que liberamos un CO2 a la atmosfera que previamente hemos “fijado” con lo que el balance final es aumento de CO2 cero. Esto aplica a las térmicas renovables.
  3. Una inyección de optimismo: Aquí se puede ver el gráfico del día 02/02/2019, el día en que la Tramuntana típica del Empordà estuvo a punto de estropear la ceremonia de clausura de The Wind Games 2019. Un día frio de invierno con mucho viento e inestabilidad atmosférica, en el que podréis ver como la energía eólica cubrió casi la mitad de la demanda eléctrica de la península. Ese es el camino!